Día Mundial del Trabajo Infantil

Desde el año 2002, a instancias de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), se celebra cada 12 de junio el Día Mundial del Trabajo Infantil, con el objetivo de concienciar y promover la lucha contra esta lacra social que afecta, sobre todo, a países subdesarrollados.  Aunque hay diversos instrumentos jurídicos internacionales como la Convención sobre los derechos del Niño de las Naciones Unidas o Convenios y Recomendaciones dela misma OIT, para suprimir el trabajo infantil dentro de la jurisdicción de cada Estado soberano, hace falta mucho más que unos tratados internacionales con escasa capacidad punitiva.

Aunque las cifras no son nada positivas, haciendo un recorrido histórico de este problema nos damos cuenta de que hay una tendencia visible hacia la mejora. A continuación os dejamos algunos datos que ayudan a contextualizar más sobre este asunto.

En las niñas se ha registrado una disminución del 40% del trabajo infantil desde el año 2000. En los niños ese porcentaje asciende solamente al 25%.

Con respecto al número global de niños que trabajan, se ha pasado en el año 2000 de 246 millones a tener ahora 168 millones. Más de la mitad (85 millones) efectúan trabajos peligrosos. En el año 2000 eran 171 millones.

En cuanto a las regiones, la de Asia Pacífico, sigue siendo la que más cantidad tiene, cerca de 78 millones, suponiendo el 9,3% de los niños de esa región. África Sub-sahariana es el la región de mayor porcentaje de trabajo infantil. El 21% de sus niños trabajan, significando en cifras, alrededor de 59 millones.

En América Latina y el Caribe, existen 13 millones (8,8%) de niños en situación de trabajo infantil, mientras que en la región del Medio Oriente y África del Norte hay 9,2 millones (8,4%).

La agricultura continúa siendo el sector con el mayor número de niños en situación de trabajo infantil (98 millones, o 59%). Se calcula que en el sector de los servicios hay 54 millones y en la industria 12 millones de niños trabajando.