Taller de higiene bucal en Marruecos.

El programa de voluntariado solidario de InfoSF en Marruecos, todo un éxito

Hace unas semanas nuestra compañera Laura Montava regresaba a Madrid tras su estancia de voluntariado en Marruecos, en el que durante una semana desarrolló el proyecto Haut ces mains propres! con niños de la localidad de Taznaqt.

Taller de higiene bucal en Marruecos.El proyecto se enmarca en el convenio de cooperación que InfoSF firmó a comienzos de este año con la asociación Amal Taznaqt para colaboración en la formación educativa en materia sanitaria en sus escuelas. No obstante, el proyecto de cooperación en marca más programas, como por ejemplo Raconte-moi une histoire, que se desarrollará en los próximos meses. Y asimismo, en palabras de nuestra propia coordinadora, no se descarta que salgan adelante nuevas ideas en un futuro próximo: “se prevé que éstos sean sólo los dos primeros proyectos de una gran colaboración“.

Con el proyecto Haut ces mains propres! se pretende colaborar en la mejora de la educación sanitaria en la escuela con un plan formación en medidas sanitarias dirigido a escolares apoyado en soporte visual (posters, imágenes) y talleres impartidos localmente  por los voluntarios. A lo largo de su estancia en la localidad Marroquí, Laura y otras voluntarias de la organización in situ desarrollaron actividades y talleres formativos sobre higiene bucal y de manos apoyándose en actividades de lo más divertidas para los pequeños.

Coincidiendo justamente con el día universal del enfermero realizamos diversas actividades con cerca de un centenar de niños de guarderías que había en el pueblo. Entregamos el material recogido por los voluntarios: cepillos y pasta de dientes para los talleres de higiene bucal y unas pastillas de jabón de manos para hacer hincapié en la importancia de lavarse las manos siempre antes de las comidas.

Entre otras actividades, hicimos guirnaldas decorativas para ensuciarnos las manos y luego tener que lavárnoslas con los jabones. La Taller de higiene bucal en Marruecos.verdad es que lo pasamos en grande. Son unos niños súper inteligentes y avispados. Son muy educados, respetuosos y formales, y pillan todo a la primera; ¡unas verdaderas esponjas! Aprenden con una facilidad increíble todos los idiomas que les enseñen (saben árabe y en función de la edad algunos también francés, pero asimismo conocen algunas palabras básicas en español, inglés… Si me apuras, ¡hasta valenciano!) Y así con todo lo que les enseñes (canciones, juegos…). La verdad es que fue un verdadero placer estar con ellos. ¡Cuento los días hasta la próxima actividad!

Este texto no es sino un pequeño avance de una próxima entrevista en la que Laura Montava contará todos los detalles de su experiencia de voluntariado en Marruecos, algo que, como ella misma reconoce, “deseaba hacer desde hace mucho tiempo“.

¡Gracias por compartirlo con nosotros!